Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 6 de julio de 2018

Caminos de Soria


                         Era la voz del viajero
                                                            que partió a lejanas tierras.

                                                                                                    A. Machado
 


Hoy he seguido los caminos que holló el maestro
Antonio Machado.
Su recuerdo y el aroma a pino me acompañan.
He dejado atrás Vinuesa.
Me he mirado en el espejo sombrío
de la Laguna Negra.     
He intentado, en vano, escrutar su fondo sin fin,
allí donde, según la fábula y el romance
del maestro, yacen los restos de Alvargonzález,
El agua, quieta, cobija su aciago misterio,
aún  estremecida,
como con dolor de madre.
Los pinos, silentes guardianes,
emulan en su hacer a los cipreses, 
forman filas de entierro y, con el viento,
entonan canto fúnebre.
El cielo, gris, no oculta la leyenda.
Todo clama realidad;
allá abajo, en las tinieblas
del agua, yace un muerto y… no descansa.

1 comentario:

  1. Por esos senderos de Antonio Machado
    da gusto viajar y a tí leerte.

    Un gran abrazo Jorge

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo