Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

jueves, 14 de septiembre de 2017

Ella no está.

    

Allí, tumbado en la cama, desnudo, abrazado
a la almohada.
Los ventanales le arrojan los ruidos de fuera.
No sabe qué día y qué hora es,
ni tampoco le importa; ella no está.

Cae la noche, la oscuridad lo invade todo,
también su mente.
Y su nombre, el nombre de ella,
desaparece,
desaparecen sus labios,
su húmeda boca, su acogedora
piel y los besos en su piel impresos.
“Desapareces toda tú”…

Hecho un ovillo tembloroso, deshilvanado,
da vueltas y más vueltas por entre las mojadas
sábanas, por su llanto, por sus lágrimas.
Todo es tiniebla; todo es nada.

Amanece, es verdad; ella no está,
¡malditas palabras!

¿Puede matar la mente?
Prueba con toda su fuerza:
hace por no respirar
se engrosan sus venas,
su cuello se enerva, su cuerpo levita, casi
hasta tocar el techo…
Hace más,más fuerza; su corazón se acelera,
sus ojos locos, salidos de órbita, deambulan,
buscan lo que no encuentran.
Sus brazos se tensan, sus manos
levantan el gran peso que su alma alberga. Más,
más alto. Su cuerpo tiembla;
él desespera…
Quizá lo consiga,
insiste; su rostro se desencaja.
Por sus venas circula el veneno
que su corazón bombea;
insiste…
Mas la mente no mata.



No hay comentarios:

Publicar un comentario


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo