Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 20 de enero de 2017

Una tarde fría, muy fría...

Hace un frío intenso, importado
por vientos del Norte. Hiela ríos, fuentes,
mentes e ideas. El corazón también hiela…

Una señora, sola, en medio del bulevar
y de la tarde inhóspita, con bastón en mano,
empuñadura en plata, y abrigo de visón,
reparte migas, trozos de pan a innumerables
palomas. Las sonríe, casi juega con ellas,
se entretiene y divierte.

Un crío, flaco, apenas en mangas de camisa,
va rápido hacia las palomas
que, asustadas y veloces, levantan el vuelo,
Él se agacha a recoger algunos trozos de pan.
Se lleva uno, con avidez,
a la boca, de morados, congelados, labios.

La señora ha levantado,  con furia, el bastón
 y golpeado la famélica, huesuda, espalda,
mientras, histérica, grita: “No les robes pan
a mis palomas”, e intenta repetir el golpe.
El muchacho lo evita y, mascullando, 
tal vez, un taco, se aleja.

Las palomas tornan con la vieja, quien, sonriente,
encantada, saca más pan de una bolsa y lo echa
sobre el  glacial suelo . Una tarde fría, muy fría...
me quedo helado y quedo, sobre todo, indignado.
Dudo unos momentos, mas... opto por alejarme.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo