Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 31 de enero de 2014

Solo curiosidad


 Desde hace años me ha gustado saludar a ciertas
personas populares,
actores, presentadores de televisión
 escritores, y… cómo no, hasta algún
que otro político
que me  encuentro en la calle,
en cafeterías, restaurantes…

Ellos corresponden, y corresponden
a su modo, fuera de las tablas, de las cámaras;
solos los dos, parados frente a frente.
El motivo que persigo, tras pocos segundos
y tras pocas palabras, lo consigo:
Unos son amables,gentiles,
parlanchines y simpáticos …

Coinciden sus "yo" con la imagen
en las ondas o en el couché
reflejada.
Otros, sin embargo, dan la mano con desgana,
la mirada altiva , se creen dioses.
Algunos no son ya ni ceniza…

¿Cómo serían Cervantes, Lope…?
-Otra vez, mi yo curioso-

Recuerdo a Dalí  - inefable e histriónico,
a la vez, como nadie-
ya anciano, abrazando a su mascota, su chiguagua,
apoyado en un bastón mientras
hablaba con una dama de edad muy cercana,
su Rolls  Royce, con chófer, aparcados,
olvidados acaso,
en segunda fila en la calle
Bretón de los Herreros de Madrid
Lo natural en su charlar, afabilidad
y compostura me llamó mucho la atención,
más que cualquiera de sus desmesurados gestos
y tonos, o juegos de voz.
¿Podría ser por el bigote, ya inadvertido ,
tal vez su talón de Aquiles?

Quizá, desde entonces, ése mi pequeño vicio,
el de la curiosidad por ciertos personajes.





Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo