Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

lunes, 18 de marzo de 2013

Padre


                                                            

                                               Me hubiera gustado ser
                                               el buen padre que tú fuiste.


Tus ojillos chispeantes,
en sonrisa interminable,
me acarician por siempre.

Tu caminar ligero, por tu pinar amigo,
acompaña mi camino.

Manos recias, de hierro,
tiernas de caricias,
afanosas, ágiles, generosas.

Tiempos de posguerra,
correcaminos infatigable; huiste al hambre.

Creyente tardío,
convencido de Dios,
te hiciste más bueno.

Educador, autodidacta,
ausente de vicio,
grande de alma.

¡ Cómo añoro los cuentos
en las noches largas !
¡ Cómo los besos que me dabas !

Nos dejaste solos;
sin nosotros saberlo,
despedida en la mirada.

(Reposición)


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo