Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

jueves, 19 de abril de 2012

Regreso



Ha llegado el día del regreso a ti.
Sí, me he lanzado a la carretera recorriendo
las millas que nos separan, quemando soledad
y bencina.
Los árboles me abren paso diciendo su adiós
-tristes sus ramas, despojadas de hojas-.
Mi auto, con bramido feroz, lucha contra el reloj
-insaciable de minutos y horas- nos acerca.
En el centro del paisaje –nunca tan extenso
e interminable- siempre está tu imagen
con las curvas de tu cuerpo.
La distancia es negra de asfalto
y desesperación.
La meta y trofeo de la loca carrera eres
tú, mi mejor y mi único refugio.
.

8 comentarios:

  1. Siempre deseando
    llegar al mejor cobijo,
    donde nos aguardan.

    Un bello regreso.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Siempre es feliz regresar al amor.

    Muy hermoso, Jorge.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Las distancias y el tiempo se hacen interminables pero mayor es el disfrute cuando ya no impiden el encuentro.
    Conduces los versos con la pericia de un piloto avezado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Visual y sensorial a partes iguales. Uno puede sentir el "bramido feroz", el asfalto, el paisaje (tiene algo de trepidante), para terminar con esa ternura tan tuya: "tú, mi mejor y único refugio".

    Un beso, caballero.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jorge, no importa lo que tengamos que pasar si al regreso nos espera un amor de verdad. Bellas tus letras amigo. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  6. Quemar soledad y bencina para regresar a lo amado es una hermosísima metáfora, Jorge.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sea lo que sea esa adorada meta, conozco la sensación de las curvas, hechas curvas de carne y hueso.

    Hermoso poema, Jorge: felicidades.

    ResponderEliminar
  8. A veces , al ansiar un encuentro,va mas deprisa la ilusión del regreso que el tiempo...

    Muy hermoso ,te felicito.

    Abrazos

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo