Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

sábado, 15 de octubre de 2011

Aquella muchacha...



Hoy, ¡Santo Cielo! he visto a aquella

muchacha; sí, aquella muchacha

de encantos inexplorados, hoy ya conquistados

-colonizado su bendito vientre-

pues está preñada, rotundamente preñada

-como luna llena- su capa abierta a la brisa

que la acaricia.



Solo han pasado tres años desde que la viera

por vez primera e hiciera de musa

en mi poema Belleza cruel.



Es más exuberante su belleza

ahora, y no es cruel pues ama y es amada.



Al pasar cerca de mi he quedado ensimismado;

mis ojos resbalan -con pudicia- por su grávido

talle, su semblante y sus cabellos

resplandecientes, sus pechos turgentes,

prometedores de inagotable y delicioso

néctar. Su mirada, aún inocente,

la ha fijado en mi mirar de abuelo –todavía

a la espera de serlo-

y me ha sonreído –sin conocerme- con cara

de mamá, de joven e ilusionada mamá,

con esa bendición

en su vientre de mujer.



He retirado mi mirada,

me he vuelto de espaldas, pues dos jubilosas lágrimas

han resbalado por mi rostro.



Aquella belleza, que yo presumía de cruel,

está a la espera de ser una bella mamá.


(Del poemario "Sin hacer ruido")




Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo