Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 18 de febrero de 2011

Resucitando el silencio




Han quedado atrás el rumor de rezos,

quedos cuchicheos y los indómitos llantos.

Por fin solo y para siempre solo…



Mi cuerpo, frío,

abierto en canal y mal cosido, con hilvanes

de largos trazos –sujetando carnes… pellejos-

por la inmediatez de lo innecesario.



Yazco rígido, lívido, las cuencas

de mis ojos vacías,

ocultas por el velo de los párpados

-nunca lo hubiera imaginado;

¡que algo de mi sirviera

para dar luz a otro humano!-



Me queda el corazón inútil, destartalado,

y algún órgano, igualmente, vano.



Las llamas, ávidas, rompen el silencio,

lamen mis restos.

Indecorosas, se adentran en mis entrañas.

Buitres de alas de fuego devoran mi cuerpo

y, luego, levantan el vuelo, se desvanecen

resucitando el silencio.

(Del poemario, "Sin hacer ruido")






Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo