Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

sábado, 15 de octubre de 2011

Aquella muchacha...



Hoy, ¡Santo Cielo! he visto a aquella

muchacha; sí, aquella muchacha

de encantos inexplorados, hoy ya conquistados

-colonizado su bendito vientre-

pues está preñada, rotundamente preñada

-como luna llena- su capa abierta a la brisa

que la acaricia.



Solo han pasado tres años desde que la viera

por vez primera e hiciera de musa

en mi poema Belleza cruel.



Es más exuberante su belleza

ahora, y no es cruel pues ama y es amada.



Al pasar cerca de mi he quedado ensimismado;

mis ojos resbalan -con pudicia- por su grávido

talle, su semblante y sus cabellos

resplandecientes, sus pechos turgentes,

prometedores de inagotable y delicioso

néctar. Su mirada, aún inocente,

la ha fijado en mi mirar de abuelo –todavía

a la espera de serlo-

y me ha sonreído –sin conocerme- con cara

de mamá, de joven e ilusionada mamá,

con esa bendición

en su vientre de mujer.



He retirado mi mirada,

me he vuelto de espaldas, pues dos jubilosas lágrimas

han resbalado por mi rostro.



Aquella belleza, que yo presumía de cruel,

está a la espera de ser una bella mamá.


(Del poemario "Sin hacer ruido")



12 comentarios:

  1. Querido Jorge, en tu poema
    además de belleza hay agradecimiento
    a esa muchacha, a la futura
    mamá de tu nieto.Tu corazón
    rebosa ternura. Eres y siempre serás
    un gran abuelo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Poema de una belleza que conmueve, Jorge.
    Gracias por emocionar con tanta ternura.
    Un abrazo.
    Leo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus palabras, hoy he recibido un hermoso regalo , me inesperado, La poeta Alma Mateos Taborda, me acaba de dedicar una poesía con mi música y ella declamando en sus 3 blogs, un regalo muy generoso. Si desea pasar
    http://alas--azules.blogspot.com/
    Gracias
    Y leo en su poema una maravilla de esperanza, así que precisamente que al otro lado del océano celebran el día de la madre, usted nos habla de maternidad.
    Cuando llegue ese nieto, hagámonos saber y le ofreceré la Santa Misa
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  4. EMOCIÓN Y DESCONTROL. SITUACIÓN MUY CONTRADICTORIA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  5. Un hermoso y tierno poema una nueva vida que se aproxima a dar felicidad.
    Muy bella entrada.
    Besos feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Una hermosura, dulce y jubiloso

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, querido amigo!: una hija es una hija y un futuro nieto es un mundo.

    Y si no que me lo digan a mi, abuelo empedernido.

    ¿Por qué será que esa mirada con que tu poema mira me parece un repaso a la situación, como queriendo cerciorarnos de que todo anda bien y que el resultado será perfecto?

    Un bello brindis a la vida. enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Un poema muy tierno, Jorge, conmovedor en su esencia de pequeño fragmento de vida reflejado en palabras sencillas y llenas de sentimiento. Muy bonito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho la emotiva ternura de este poema.

    Un placer entrar en tu blog, Jorge.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hay una inmensa admiración y ternura en los versos de este magnífico poema. Me ha encntado y te aplaudo emocionada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Es una preciosidad de poema, Jorge.
    Contagia esas lágrimas de emoción, conmueve.
    Un abrazo ENORME a ti,a Carmen, a la madre,al bebé...

    ResponderEliminar
  12. Hola,preciosas letras van desnudando la integral pureza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invento al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos...

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo