Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hemos roto

Hoy hemos roto nuestras cartas de amor

los dos juntos, tú y yo, con nuestro pudor de acuerdo,

como único testigo.


El papel, amarillo por el pasar del tiempo,

con renglones rasgados anunciando

las fechas de nuestros encuentros.


Hemos roto nuestros secretos, junto a la suma

de los latidos de nuestros corazones locos,

ávidos de amar.


Los pedazos llevan escritos nuestros te quiero,

nuestros deseos de estar juntos

tu cuerpo y el mío, de estar sellados

nuestros labios con nuestros besos.


El perfume de tus cartas, amor, ha impregnado

mis dedos que, juguetones, acarician tu piel

y hacen temblar tu cuerpo, unido al mío.


Hemos roto nuestras cartas de amor, pero el amor

sigue en nosotros vivo.

(Del poemario "Luna llena")



9 comentarios:

  1. No importa que se rompan
    esas cartas
    si el amor permanece vivo.

    Un abrazo Jorge

    ResponderEliminar
  2. Y en el fondo del poema subyace la promesa de amor eterno.
    La sencillez de este trabajo lo hace más hermoso si cabe.
    Un gran abrazo Jorge

    ResponderEliminar
  3. Feliz aquel amor que tras la acordada rotura de las cartas que daban fe de él, persiste, porque este amor será eterno.
    Aunque te he dejado felicitación en el poema anterior, te las repito aquí por si acaso.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Lo que realmente cuenta es el sentimiento, Jorge, todo lo demás pasa, el sentimiento perdura.
    Hermoso, como siempre, tu poema.
    Un abrazo.
    Leo

    ResponderEliminar
  5. POR ESO ES QUE NO SOY PARTIDARIO DEL MATRIMONIO; ES SUFICIENTE CON AMARSE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  6. Romper las cartas de amor los dos juntos es la señal inequívoca de que todas las promesas que se hicieron en ellas se han cumplido.

    Enhorabuena por ello, es un lujazo que solo se pueden permitir unos pocos elegidos.

    Abrazos a los dos

    ResponderEliminar
  7. Las cartas de amor no deberían romperse nunca, pues nunca con ellas se rompe el amor, sino que se desgarra el alma por ese amor que no cesa aunque tratemos de silenciar sus palabras.

    Bello y triste poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues aunque se hayan roto esas cartas,fueron escritas con amor, y aún rotas viven el el recuerdo de los dos. El amor de verdad, perdura más allá de un papel amarillento.
    Gracias por sus letras Jorge
    Con ternura le dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Podrán romperse las cartas pero el amor ha de seguir existioendo aunque más no sea en el recuerdo. Precioso poema. Muy sentido. Un abrazo.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo