Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

jueves, 29 de septiembre de 2011

Alameda de Sigüenza, hace ya muchos años...



Aquella suave mañana de otoño

el olor de aligustre y rosas, en sus paseos,

fue vencido por el olor a muerto.

Largas zanjas cavadas dejaban al desnudo

cadáveres -aún vestidos como soldados,

algunos enteros, como dormidos en trágica

borrachera- las botas, huesos y harapos pútridos

Mis amigos y yo sabíamos de la guerra

que era algo más que un juego

pero nunca la habíamos tenido tan cerca;

calaveras, guerreras deshechas de miseria,

por la miseria imperecedera, la muerte.

No sabíamos, no supimos

los muertos de qué bando eran, cuál su bandera era.

Luego, pronto, supimos que la muerte

es la victoriosa de ésa y de todas las guerras.

(Del poemario "Sin hacer ruído")



8 comentarios:

  1. Me has recordado las charlas de mi padre sobre la guerra... Conozco esa Alameda de Sigüenza, hoy rodeada de árboles y de vida. Me ha gustado mucho este poema. Te felicito, amigo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No hay mayor verdad que la de ese final, la única vencedora de una guerra es la muerte, Jorge.
    Un abrazo fuerte.
    Leo

    ResponderEliminar
  3. Que triste escrito, y esa es la verdad la única ganadora es la muerte.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. SI SEÑOR!!!! MUY EVIDENTE SU COHERENCIA COMO PERSONA.
    UN FUERTE ABRAZO

    ResponderEliminar
  5. Esa suavidad del otoño con la que comienza el poema es un duro contraste al recuerdo que evoca. Pero ciertamente así es la vida, y así somos los humanos.

    Besos, una montaña.

    ResponderEliminar
  6. Y pensar que estuvimos comiendo sobre esos recuerdos tan terribles. Un abrazo,amigo Jorge.

    ResponderEliminar
  7. Indiscutiblemente, Jorge, la muerte siempre es la indiscutible vencedora de todas las guerras y en todos los bandos, y lo peor de todo es que siempre se ensaña con los mismos, con los más desfavorecidos, los poderosos son los que sobreviven para recoger los botines, de riqueza de poder o de ambas cosas, siempre también.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Mis más sinceras felicitaciones por tus poemario de seguro son muy buenos porque escribes muy bien.
    Besos que tengas un feliz domingo.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo