Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

domingo, 29 de mayo de 2011

Locos de amor


Y tú, precisamente tú, te quejas

porque dices que les cuento más cosas

a mis amigas las negras hormigas.

Creo, sinceramente, que te sientes

celosa cuando me ves en el suelo

de rodillas hablando, jugando y maquinando

travesuras con ellas. No entiendes que proyecte

mi sombra sobre sus flacas figuras.

Te extrañas de que comparta nueces y avellanas

con nuestras vecinas las saltarinas ardillas.

Tú, precisamente tú, que te empeñas

en levantarte todas las noches para escuchar

a tu cómplice, la luna, y luego me lo cuentas,

callándote lo que a ti te interesa;

crees que me engañas; lo intentas, pero hay un lucero

que vuestras conversaciones me revela; noche

a noche, él os espía, y a través de tus sedas

por tus encantos él se cuela;

y éso, amor, éso a mi me duele

éso, amor, éso a mi... sí me desvela.


(Del poemario, "¡Ay, el amor!")

13 comentarios:

  1. Encierra un romanticismo para prendarse, ay. Precioso, don Jorge.

    Besos de domingo.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso poema o... carta diría yo.
    Un fuerte abrazo, ahora que blogger me permite dártelo.

    ResponderEliminar
  3. Me apunto a los comentarios precedentes, es una maravilla de celos enamorados :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un poema casi epistolar, pero certero en sus imagenes, Jorge, el romanticismo que desprende es palpable.
    Un abrazo.
    Leo

    ResponderEliminar
  5. Pero si tu te entretienes con las hormigas...ella tendrá que entretenerse con algo...ajajajja..
    El punto de las hormigas me encantó...me encantan las hormigas...
    Muy bueno...
    MIl besos JOrge....

    ResponderEliminar
  6. El amor tiene tantas caras siendo sólo uno: ternura, posesión, pasión... Me gustan cómo transmites estos sentimientos en tu poesía.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Poema romántaico y tierno donde los haya. Pero el amor siempre tiene sus secretos y no hay que empeñarse en desvelarlos.

    Un abrazo, Jorge.

    ResponderEliminar
  8. BELLISIMA LA FORMA QUE LE DA USTED A EL AMOR. UN PLACER APRENDER DE USTED.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  9. Hoy vengo a reiterarte mi agradecimiento y mi cariño,
    luego de varios días sin poder comentar, Blogger no me lo permite.
    Con el deseo que tengas una bella semana y que el comentario salga...
    Te envío un fuerte abrazo cargado de cariño.

    ~Charo Bustos~

    ResponderEliminar
  10. esta asturiana amiga y admiradora de tu bellisima y dulce alma de poeta te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de sumergir nuestra alma en el bellisimo manantial de tus letras, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué dulzura! Esa locura de amor que cela hasta a un lucero, tiene el romanticismo de lo auténtico.

    Un beso grande, Jorge.

    ResponderEliminar
  12. Maestro,siempre que vengo y leo su poesía,es como empezar de nuevo,este poema especialmente le da un sentido amoroso a lo cotidiano. Le dejo un saludo con todo respeto.

    ResponderEliminar
  13. Estimadísimo Poeta amigo Jorge Torres:

    Siempre un gusto verte en forma con tus excelentes poemas amorosos!

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo