Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

martes, 14 de diciembre de 2010

San Juan de la Cruz

14 de Diciembre, el santoral dice: San Juan de la Cruz, patrono de los poetas en lengua española. En su memoria las siguientes cinco estrofas de su Cántico espiritual.




CÁNTICO



¿Adónde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste

habiéndome herido;

salí tras ti clamando y eras ido.



Pastores, los que fuerdes

allá por las majadas al otero,

si por ventura vierdes

aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.



Buscando mis amores

iré por esos montes y riberas;

no cogeré las flores,

ni temeré a las fieras,

y pasaré los fuertes y fronteras.



¡Oh bosques y espesuras

plantadas por la mano del Amado!,

¡oh prado de verduras

de flores esmaltado!,

decid si por vosotros ha pasado.



Mil gracias derramando

pasó por estos sotos con presura;

y, yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de su hermosura.

8 comentarios:

  1. Gracias Jorge por traernos a la memoria esta efeméride.
    "El medio fraile" que decía Santa Teresa, es el más alto poeta (a pesar de su escasísima estatura física).
    Sin él la poesía no hubiera rozado las estrellas.
    Siempre me ha hecho pensar que sus versos más místicos y elevados, sean los que utilizan los términos más propios del amor humano.
    No, no pienso como algunos que en realidad se trate de poesía sensual. Qué va, es poesía divina, más propia de ángeles que de humanos, pero lo que me viene a demostrar es que el amor entre las personas (incluyendo el físico en su absoluta plenitud) es lo que más nos acerca a la divinidad.

    ResponderEliminar
  2. Jorge, amigo y poeta, me sumo a la memoria de San Juan dela Cruz con estos verosos de su "noche oscura", que siempre me han estremecido:

    El aire de la almena,
    cuando yo sus cabellos esparcía,
    con su mano serena
    en mi cuello hería
    y todos mis sentidos suspendía.

    Quedéme y olvidéme,
    el rostro recliné sobre el Amado,
    cesó todo y dejéme,
    dejando mi cuidado
    entre las azucenas olvidado.

    ¡Inolvidable amor!

    ResponderEliminar
  3. Tienen tanta fuerza estos versos,
    que te llevan con ellos.

    Me encantan particularmente estos tres:

    " ... si por ventura vierdes
    aquel que yo más quiero,
    decidle que adolezco, peno y muero"

    Un abrazo, Jorge.
    Y gracias por el recordatorio.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que podríamos tomarlo como un buen día para felicitar a los poetas,Maestro felicidades y gracias por recordarnos esas líneas que hacen recordar. Un saludo desde mi tierra...Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Aún recuerdo la primera vez que mi profe de literatura del Instituto nos leyó este poema; ¡se me erizó el vello de cuerpo y alma! :)

    Es, sencillamente, uno de los poemas de Amor más magistrales que conozco, sin desmerecer para nada los tuyos, ¿eh, poeta?

    Buen homenaje y mejor recuerdo para todos los poetas, con uno de sus maestros.

    GRACIAS, JORGE.

    ResponderEliminar
  6. Tener como patrono de
    los poetas a S.Juán
    de la Cruz es gracia
    bendita, te agradezco que
    nos hayas acercado a sus
    versos y a su espiritualidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es grande el honor de tener a San Juan de la Cruz como patrono, el espejo donde intento alcanzar apenas un ápice de su espiritualidad.
    Gracias por recordarlo y Felicidades compañero poeta.


    Saludos

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo