Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

lunes, 1 de noviembre de 2010

Me hacías un guiño

Te he tenido en mi cama,

has entrado en mis sueños;

me llevabas del brazo,

me hacías un guiño y no me soltabas

-zalamera- mi cabeza en tu seno.

Pero me he despertado

y no estabas conmigo, Parca.



(Del poemario "Sin hacer ruido")

34 comentarios:

  1. Pues no sabes cuánto me alegro, Jorge...jajajaja...

    Un poema genial, breve e intenso que se queda dentro.

    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  2. A veces he sentido yo también ese lúcido momento en que te das cuenta de la presencia de la innombrable. amigo Jorge. Gracias a Dios, a tí te queda mucho por delante para escribir libros de poesía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es el tiempo que fue tuya. Eso será tuyo para siempre.
    Bonito poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hay guiños que son mejor no mirarlos. Después de todo, ya sabemos que cuando se presente no habrá nada que imposibilite su victoria.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Debo estar tonta del todo, creía haberte comentado por dos veces, ay. Te decía que siga siendo un sueño, sólo eso.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  6. Mejor.
    Que se vaya.
    Lejos de todos.
    Esos guiños son seductores y traicioneros.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. Jorge, amigo, que siga siendo sueño.
    Muy bello tu poema... Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Fuera, Jorge, échala fuera... fuera de la cama, no te fies ni un pelo de sus guiños.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  9. muy buen poema, digno de un gran poeta.

    Dejo un saludo cordial y un deseo de que tu semana sea feliz y llena de prosperidad.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bonito, Jorge!
    Que tengas una linda semana, otra vez estrenamos noviembre y que sea un estreno lleno de versos.

    Besoss

    ResponderEliminar
  11. Todavía no era la hora, cuando ese momento llegue, nos llevará entre sus brazos y despertaremos al otro lado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Buen guiño el tuyo en este poema, Jorge.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Amelia, lo has entendido por lo de una fantasía macabroerótica, jajaja.
    Otro beso igual.

    ResponderEliminar
  14. Sí, Mercedes, a la Parca también hay que verla con tules y sedas...
    jajaja.
    Gracias
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  15. Me alegro mucho de verte por aquí Noray.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Juanjo; ers muy amable.
    Un abrazo fuerte... aún recuerdo los huevos con patatas fritas y la compañía!

    ResponderEliminar
  17. Terly, si estaba muy bella!; no conviene desairarla...
    Espero que estéis bien.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias, Aída, esas palabras son dignas de una persona como tu, de gran corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Tengo fe en ello, Anabel; que así sea, lo más tarde posible.
    Gracias, muchas por acercarte a este rincón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias, Zuñi; siempre bienvenido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Bonito Poema amigo Jorge,
    Yo lo acoplaría a esos momentos que estando en la tranquilidad de la noche, me viene la inspiración para escribir un poema, lo dejo para el día siguiente y cuando despierto no me acuerdo de nada.-
    Recibe mi admiración y mi abrazopoeta amigo

    ResponderEliminar
  22. Esa palabra del final... ¡ni muerta!
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  23. Gracias por tu visita.
    Más abrazos para í, Jesús.

    ResponderEliminar
  24. un texto ingenioso y simpático
    Felicitaciones

    besitos de luz
    buen jueves:)

    ResponderEliminar
  25. Y que se quede alli en sueño... para seguir leyendo buenas obras como este. Un abrazo hasta alli.

    Juan José

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias, Juan José.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo