Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 29 de octubre de 2010

HAIKUS

Si. se entendían,
su boca con la suya;
sobran palabras.



Monte con monte
dos amores se gozan,
nada por medio.



Besé sus pechos,
sus profundas raíces
se perturbaron.



Joven y bella
las miradas te acosan;
te siguen sombras.



Gozar tu cuerpo,
gozar de nuestros cuerpos
es revolución.



Tus bellos ojos
viéndote con los míos
son cuatro espejos.

23 comentarios:

  1. Al final se hace irrestible no escribirlos, ¿verdad? es un perfecto ejercicio para buscar la esencia y podar y podar.

    Tú, lo has escrito con una importante carga de pasión y bellos, si puedo elegir, me quedo con el tercero.

    Te abrazo y te beso.

    ResponderEliminar
  2. Buenos haikus, Jorge, amigo y poeta. Es curioso que nos dejemos influir por ellos, que para nada corresponden a nuestra forma de ver la naturaleza. Nosotros somos más expansivos, más emotivos, menos sintéticos, más emocionales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Jorge..!!

    leerte es disfrutar y aprenderrr..!!

    gracias por permitirloo.!!

    mi afectoo siempree..!!

    ResponderEliminar
  4. Es cierto; me gustan, por lo directos; son el ramo de rosas, sin más. Creo que seguiré haciendo más.
    Muchas gracias, Paloma.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  5. Si, llevas razón Fernando, pero me gustan (me gusta escribirlos). Te hacen pensar (al escribirlos y a quien los lee)y sintetizar. El haiku es una especie de silogismo; es lógica total, siempre bajo mi modesta opinión. Me parecen la esencia, el perfume en frasquito pequeño .
    Muchas gracias, Fernando.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  6. Gogo, siempre tu afecto y generosidad es muy bien recibida por mi parte.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. ¿No habías escrito haikus? Pues los bordas. Sensuales, hermosos. Alguna vez he dicho que habría que buscar un nombre para esta estrofa, que a nuestro aire se salta los orígenes.
    Yo, como Paloma, me quedo con el tercero.Aunque la serie completa me gusta. Ah, y me ganas por dos (hoy yo puse también haikus, pero cuatro, jeje).
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. No sabes cómo me alegra que te hayan gustado, José; pues nada, intentaré abundar en ello.
    Pero la cantidad no es calidad, amigo Zuñi (permíteme que así te llama por esta vez)
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya!, últimamente he leído muchos haikus, debe ser porque están de moda, pero tengo que decirte que los tuyos me ha gustado especialmente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Todos nos rendimos
    a la escueta esencia
    de los haikus.
    Los tuyos son
    de sensual belleza.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Sí que están proliferando, supongo que gustan, sobre todo, escribirlos.
    Muchas gracias por tu generosidad hacia mi, Mercedes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Llevas mucha razón, Marisa; gusta sintetizar, de vez en cuando.
    Gracias por tu amabilidad.
    Más besos para ti.

    ResponderEliminar
  13. Bellos haikus y sin duda un gran ejercicio de síntesis.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Jorge, belleza hay en cada haiku, un gusto leerlos. Besos, cuidate amigo.

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón, Jorge: apetece hacer este ejercicio de síntesis de vez en cuando. Saber impactar y hacer sentir con un 5-7-5 es un arte.

    Y coincido con Paloma (lo cual no me sorprende): el tercero es mi favorito.

    Besos enormes, maestro!!!

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, Felipe, por acercarte hasta aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Sandra, me alegra que te hayan gustado; gracias.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Amelia, me alegra verte por aquí; estaba echando en falta tu presencia.
    Un beso y muchas gracias por tus amables palabraqs.

    ResponderEliminar
  19. El haiku, Jorge, es un cuadro colgado en una pinacoteca realizado con una sola pincelada.
    Tu entrada de hoy se parece al Thyssen.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Una esencia intensa.Sentimiento breve y puro.
    Me encantan los haikus.

    Fue un agrado conocer tu blog.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo