Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

sábado, 23 de octubre de 2010

Clama ante tu puerta

Clama ante tu puerta -que fue suya y ha cerrado-

deshecho, hundido su cuerpo, ahogado por las drogas

que circulan

por su sangre, en la desesperación de ser tan débil

y desgraciado, teniendo lo más sagrado a su cuidado,

descuidado por su debilidad ante el vicio

consumido,

que le consume y destruye, sin que su voluntad

–ausente y enajenada-

pueda evitarlo.



Clamo, mi amor, ante tu puerta que tantas veces

yo mismo –sin estar en mí- sin llave

he clausurado.

Los lloros del bebé –más bien, débiles lamentos-

que nuestro loco amor engendró, rasgan mi pecho

-no hago nada por acallarlo- sólo me arrastro

por el suelo ensangrentado, dolor en mis manos,

mis uñas arañan con furia el sucio mosaico,

como fiera que quiere herir a cualquiera que esté

a su lado.


(Del poemario "Luna llena")

22 comentarios:

  1. Tiene mucha fuerza este poema, Jorge. Y me gusta especialmente esa sutil transición de las personas del verbo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, José, por tu vuelta a mi blog y por tu comentario que valoro especialmente.
    Me alegro que te haya gustado este poema.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Jorge:
    dando la razón a Jose en lo referente a un poema con fuerza, me queda pedirte ¿clamarte? que lo leas en voz alta delante de tus amigos.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Jesús. Lo de leerlo, no hace falte que me clames; está hecho, cuando haya oportunidad para ello.
    Un fuerte abrazo.
    Hoy supongo que el fin de semana tenga otro sabor distinto; ¿a que no me equivoco?.
    Me alegro.

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo Jorge... Forte e Lindo Poema que nos mostras...
    Vi a capa de seu livro, "BELLEZA CRUEL", aqui ao lado e fiquei com pena de estar longe, sem poder comprá-lo... Está lindo.

    Bom Fim de Semana

    Jacque

    ResponderEliminar
  6. Jorge, también me gustaría escuchar este poema de viva voz. Cuídate. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. agónico... sentido texto.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un poema de Posesión. La agonía de estos versos casi se adueña de quien lo lee. De sentimiento intensísimo.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  9. Qué intensidad y qué desgarro, me sorprende tanto como me gusta.

    Beso doble.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Reltih, por tu certero comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues nada; vamos a esperar esa ocasión.
    Gracias por estar aquí y por tu interés.
    Un fuerte abrazo, Juanjo.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Jacque. Mi idea es que en el blog figuren todos los poemas que integran el libro. Si tienes paciencia
    y suscitan tu interés los podrás leer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Samuel, me alegra que este poema te haya hecho vivir esos sentimientos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. No he entrado en el poema, no lo he entendido, es un drama de fracaso personal, que se cierra sus puertas al amor sin necesidad de llave.Parece una desesperación personal terrible, de una intensidad que no me explico. En fin, ya encontraré la solución. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Estimado Fernando:
    En este poema pretendo mostrar (no se si lo he logrado) el estado anímico, por supuesto ahí entra el fracaso personal, la impotencia de un cabeza de familia de cumplir con sus deberes más sagrados, anulada su voluntad por el consumo de droga.
    Para ello hago una introducción, en tercera persona, de lo que luego pongo en boca del actor.
    La llave y puerta son metáforas que se refieren al corazón, al amor de su mujer o compañera sentimental.
    Un fuerte abrazo, y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  16. Has sabido plasmar en tus versos
    el desgarrador sentimiento
    del que vive en ese pozo
    del que no es capaz salir.
    Un mundo que consume y aniquila.

    Muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Marisa; me alegra mucho que te haya gustado.
    Más besos para ti.

    ResponderEliminar
  18. Jorge, simpre es bello leer tus poemas amigo. Besos, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias, Sandra; siempre un placer recibir tu visita.
    Un beso.

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo