Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

viernes, 1 de octubre de 2010

Adiós a todos

Adiós a todos y a todas las cosas,

a las que nadan y a las que flotan en las aguas

y en las brisas,

con perfumes de deseos y de amores rotos.

A los mirlos y ruiseñores locos

y noctámbulos.

A las olas que van y vienen entre

borlas de espuma de conquista.

A todas esas cosas que nunca se tuvieron

-las deseadas y no deseadas-

A las mujeres que amé y me amaron, en silencio,

con palabra muda.

A los amigos, a quienes creyeron

conocerme -¡tan convencidos estaban de ello!-

y no lo hicieron.

A los que se dice, simplemente, conocidos.

A los que quise, me quisieron, odié y me odiaron.

A los que hice, me hicieron, beber los malos tragos.

A los que en malos tragos ayudé, me ayudaron.

Adiós a esos días que quise hubieran sido

eternos,

y a los que nunca debieran haber existido.

Adiós a todos y a todas las cosas;

me voy con poco,

me voy con nada: nada me hará falta.


(De "Belleza cruel" cap.III, "De ahora y de siempre)

43 comentarios:

  1. Vaya poema más intenso.
    Me encanta.
    Sí, así nos vamos, con las manos vacías, pero el corazón... la gente como tú se lo lleva lleno.
    ( Y que le quiten lo " bailao" al corazón)
    Un abrazo enorme, Jorge.
    Espero coincidir contigo en algún encuentro o recital pronto.

    ResponderEliminar
  2. Reflexiones muy duras, un estado del ánimo exigente, un adiós a todo y a todas las cosas. Esto sí que es un antipoema, Jorge, tú sí que no piensas así. Te dejas llevar por una musa maliciosa. Menos mal que es un poema antiguo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este "adios" me ha sonado a un estupendo "hola", después de tanto tiempo sin verte por aquí, querido Jorge.

    Y es un poema hermoso como no podía ser menos, maestro!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. No te vayas. No sé la causa de tu adiós.
    Pero cuando nace un blog no tiene final, es tuyo pero también es de quien te comenta.
    Como la vida, es tuya pero también es de los que te aman.
    Un abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  5. Así es Jorge nos vamos como vinimos, con lo puesto y ni siquiera eso, quedará de fertilizante. Lo que importa es lo que haya después.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bienevenido, querido Jorge, con este adiós que me emociona, deboe estar un poco sensible. Me alegro de tenerte otra vez, ya, ya sé que no te perdí, pero aín así me alegro.

    Abrazo, de esos largos (que contigo son mis favoritos)

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Laura; llevas razón lo "bailao", si ha sido con buena música, es lo que nos podemos llevar con gusto. Lo malo que también se quede con las cenizas.
    Creo, si es que no vas a Hazversidades (Libertad), que coincidiremos en 16...
    Otro abrazo igual para tí y para tu marido, que me pareció un chico estupendo.

    ResponderEliminar
  8. Tremendo poema, al final que nos llevamos? solo lo vivido , lo bueno, lo malo, y un corazón lleno de tanto amar … al final partimos sin nada …igual que vinimos.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  9. Querido Fernando; ahí queda esa despedida, que es una declaración de intenciones, una forma de ir completando "la maleta" para el viaje obligado del que todos tenemos los billetes, sin fecha.
    Sí que es un poema antiguo, es de los primeros que escribí; fíjate lo previsor que soy; cumplía por entonces los 63 "añitos".
    Espero te encuentres bien.
    Otro fuerte abrazo para tí.

    ResponderEliminar
  10. Querida Amelia, gracias por tus palabras que son muy certeras, en cuanto a la despedida en el reencuentro, efectivamente, es un hola, pues vuelvo...
    No es tan certero el apelativo de maestro... para qué negarlo, ya me gustaría... sólo soy maestro de Educación Primaria, que sólo ejercí en un curso, no cumplidos aún los 17 añitos; así que hasta éso lo tengo muy lejano.
    Nuevamente mi enhorabuena por formar parte oficialmente de una antología de poetas para el siglo XXI.
    Y besos.

    ResponderEliminar
  11. Alicia, no, no me voy; como dice Amelia es un hola, pues vuelvo después de unos meses que he estado en la trastienda... este poema estaba ahí dormido y lo he querido actualizar.
    Estoy muy de acuerdo contigo; nuestros blogs personales pertenecen a todos los que dejaron
    en ellos sus sentimientos en forma de comentarios. Quizá lo más valioso de ellos.
    Otro abrazo para tí.

    ResponderEliminar
  12. No puedo estar más de acuerdo contigo, Samuel. Espero que haya lo que, justamente, creo y espero.
    Otro fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  13. Paloma, es bueno que los sentimientos salgan a flote; yo, orgulloso de poder hacértelos sentir.
    Espero poder estar con vosotros durante mucho tiempo.
    A esos abrazos tuyos los acompaño con besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  14. Sí, pero dejamos huella, al menos en nuestros seres queridos.
    Muchas gracias, Sneyder, me alegra tenerte de nuevo por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Te vas,
    y sin embargo estoy contento
    de que hayas vuelto.



    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Estimado Poeta amigo:

    Como apunta el gran amigo y Poeta Fernando Jiménez-Ontiveros en esta misma sección de comentarios a tu buen poema, es una dicha para todos sea un texto "antiguo". Cuando uno cree y quiere irse no se va, esto es ajeno a nuestra voluntad, a no ser que se despache uno de este planeta, ahí sí que sería otra cosa! También los depresivos crónicos consiguen al fin lo suyo, mas para esto existen buenos tratamientos.

    Qué bueno estés entre todos nosotros, y aunque al fin de cuentas nos vayamos difuminando de esta vida por diferentes causas, aquí hubo almas que palpitaron y se quisieron en buena Amistad y Poesía!

    Solo me restan los abrazos para todos,

    Abrazos,
    Frank.

    ResponderEliminar
  17. Buenos dias Jorge, crei que te marchabas definitivamente con ese adios a todos.
    Lindo poema.
    Un placer haberos conocido a los dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Como todos, amigo Jorge, nos vamos poco a poco (como dice uno de tus versos finales)decirte antes de desaparecer yo de "este asunto" que me parece un poema tan intenso como intensa puede ser la vida.
    Un abrazo, señor.

    ResponderEliminar
  19. Vaya forma de volver, despidiéndome, verdad? Había quedado el poema ahí, semiescondido por la despedida real de hace unos meses, sin ningún comentario y he querido sacarlo a la luz.
    Gracias por tu presencia, Noray.
    Fué muy grato conocerte personalmente en Alcalá.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Jajaja, no no es mi idea, ni entra dentro de mis proyectos... lo dejo en manos del destino, pero como no siendo voluntariamente la "marcha" no se sabe cuándo ocurrirá ahí queda una despedida, pues, seguramente, cuando surja, no dará tiempo a tales quehaceres.
    Muchas gracias por tu presencia, que yo también haré patente en tus dominios.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Marian. Era una entrada antigua, cuando me despedía por una temporadita de tres meses.
    Gracias, también para nosotros fué grato conoceros; fuisteis los últimos de los que nos despedimos, vosotros a bordo del deportivo.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Mi estimado amigo y compañero, Jesús. Te agradezco tus palabras; yo contento si es que has sentido esa intensidad, en una despedida que, como muy bien dices, es a toda una vida, por anicipado... y que sea por mucho tiempo!
    Nos vemos el 7, era lo de La Solateras, no? No me quiero perder sus letras con su voz desgarrada.
    Mis abrazos, caballero.

    ResponderEliminar
  23. Jorge, hola amigo. A veces nos da ganas de irnos y olvidarnos de todo, luego, podríamos volver y acordarnos de poco, y de todo lo que vimos allí donde nos fuimos; digo yo...
    Me alegra tu vuelta, maestro, así te conoceré mejor. Me gusta mucho tu poema, sobre todo el último verso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Que poema más intenso,más sincero y desinteresado,y es que despedirse no se sabe,se sabe llegar,recibir,ser bienvenido,pero irse,...aprender a irse y dejarlo todo,del todo...despedirse es algo que aún no aprendo,será que no es tiempo...Excelente manera de volver de todo,volver de nada para irse...a todo,con todos y por todos. Aquí estoy al pie del árbol para leerle. Un saludo muy grande,que gusto verle de nuevo,leerle...

    ResponderEliminar
  25. .. esas despedidas, tan intensas de hermosura y sentimiento verdadero, son sólo un hasta siempre, Jorge..

    .. un abrazo fuerte..

    ResponderEliminar
  26. Nos iremos sin nada y nos iremos con todo. Un abrazo poeta

    ResponderEliminar
  27. Tu dices adios y yo te digo hola. Me alegra mucho haberte conocido Jorge, ha sido un placer, el mismo que leer tu poesia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias, Juanjo. Por favor, no me pongas ese apelativo; poco podría enseñarte yo a ti,ni a nadie.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  29. Querida amiga Makeda: Por supuesto que aún no es tu tiempo de despedida; ni se te ocurra!
    Me ha encantado verte por aquí al momento de mi vuelta; muchas gracias.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  30. De momento que sea el hola! nuestro saludo, y por mucho tiempo, Thoti; y así saludo tu vuelta a mi regreso.
    Muchas gracias, amigo, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Así es, Milagros, la maleta llena de toda una vida; dejaremos aquí el amor a los nuestros.
    Sé bienvenida, de nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Mucho me alegra tu vuelta Jorge, te echaba en falta.
    Precioso el poema, pero triste porque parece una despedida definitiva aunque en realidad sea un regreso.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  33. Hola, Lembranza, bienvenida a este rincón; muchas gracias, espero nos vayamos conociendo.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  34. Muchas gracias, Amparo; aquí estoy de nuevo para seguirnos comunicando, leyéndonos.
    Bienvenida y un beso.

    ResponderEliminar
  35. Jorge, una bella despedida en tus letras. Nos vamos sin nada, nada necesitamos donde iremos. Besos, cuidate mucho amigo.

    ResponderEliminar
  36. Si has regresado aunque sea solo para decirnos que te vas, no me suena a despedida sino a "¡hola! ¿qué tal? Me fui pero tenía ganas de veros, de estar con vosotros. No hagáis caso a lo que dije que fue en un momento bajo y ahora vuelvo a tocar las nubes.
    ¿Es así? Espero que sí porque no puedes privarnos de tu poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias, Poetiza.
    Más besos para ti.

    ResponderEliminar
  38. Estimado Terly: Sí, vuelvo, aunque sea con esa despedida que no deja de ser un poema más.
    Me alegro que vuelvas a tocar las nubes, que con tu altura, en todos los sentidos, las tienes muy al alcance de tus manos.
    Gracias.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  39. Querido Jorge que alegria tenerte de nuevo, se te extraño mucho.
    tu poema de despedida precioso como todo lo que tu escribes, estoy contenta de verte de nuevo.
    besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga y pases un hermoso fin de semana.

    ResponderEliminar
  40. Bienvenido querido Poeta.
    besitos para ti, que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  41. Hola, Noemi; he estado unos días fuera de red, vuelvo y me encuentro con tus mensajes y comentarios; muchas gracias; espero que esté todo bien.
    Más besos para ti.

    ResponderEliminar
  42. ¡Qué belleza condensada de adioses que son como bendiciones!
    Besos y abrazos, Jorge

    ResponderEliminar


Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo