Mujer, tú eres poesía

Mujer, tú eres poesía

lunes, 31 de mayo de 2010

Ese yo tan tuyo

Ese yo tan tuyo,

a los demás escondido,

ése que ven… no tus ojos

sino los ojos del alma,

¿camina junto a ti, en paralelo,

o se cruzan sus miradas?



Ese yo tan tuyo,

tan a los demás desconocido,

es tu dual, es tu sombra,

es el espejo que tu alma desnuda.

Te miras, sonríes

y te burlas...

(De "Belleza cruel", cap.III, "De ahora y de siempre")

sábado, 22 de mayo de 2010

No tomó ese camino

…Y no es que ése no fuera el momento de huir,

era el lastre que arrastraba consigo.

Llevando sus recuerdos… ¿para qué otros caminos?

lo que era su tormento con él se lo llevaba.

Había un solo camino a recorrer, ligero

de peso; un oscuro túnel y una luz al final…

no tomó ese camino.

Sus recuerdos, la vida le anduvo persiguiendo,

y él se dejó alcanzar,

acariciando su, ahora, amable cara.

(De "Belleza cruel", cap.III, "De ahora y de siempre")

sábado, 15 de mayo de 2010

Hoy he vuelto a ser

Hoy he vuelto a ser el que no era,
-cuando no era-
antes que aquel óvulo fuera maduro,
antes que se pensara en mi existencia.
Noche entre las noches, sin luceros, sin estrellas
sin albas ni atardeceres, sin Marte, sin Tierra,
sin alegrías, sin tristezas.

Y hoy, otra vez hoy, vuelvo a ser...
no el que era.

(De "Belleza cruel", cap.III, "De ahora y de siempre")

domingo, 9 de mayo de 2010

El camposanto

El campo inerte, los árboles desnudos,
en hileras; procesión de almas en pena...
parecen fantasmas huesudos.
La naturaleza duerme su siesta.

La niebla, voluptuoso velo, borra
la escena de noches estrelladas,
de soleados y crudos días de invierno.
El silencio todo lo invade, el arroyo calla...
el agua se detiene; está helada.

Sólo se oyen los gritos lastimeros del viento
y el aullido del lobo, reclamando,
voraz, su tajada y, a su loba,
la cópula acostumbrada.

Las pocas casas del pueblo
se dibujan en la loma del cercano monte.
El humo de las chimeneas con el viento corre;
la única calle está desierta; ni personas ni bestias.

Y esa calle, en su corto recorrido,
muere frente a una puerta enrejada, medio abierta,
medio cerrada que deja ver
unas hierbas altas, doblegadas al viento...

Una cruz, de hierro oxidado, encima de un muro de barro;
cuatro paredes... un pequeño rectángulo
que cobija unas tumbas y unos nichos...
a cual más abandonados.

(De "Belleza cruel", cap.III, "De ahora y de siempre")

domingo, 2 de mayo de 2010

El petirrojo

Es una mañana de Agosto, fresca
despejada, de luz radiante, el sol promete hoy
ser abrasador.

Estoy a la sombra aromática de un laurel
ensimismado en mi leer, pero un petirrojo,
ya hace rato,
que va en mi derredor revoloteando,
ganándome espacio y atención, salto a salto.
.
Camina, salta, vuela y gorjea con decisión
y desparpajo, exhibiendo su manto canela
y pecho bermellón-rosado,
con simpatía, pero muy estirado.

Ya junto a mí, me mira con sus grandes
y espabilados ojos,
gorjea diciéndome algo; ante mi silencio
vuelve a gorjear exigiendo diálogo.

El libro hace tiempo que he abandonado,
no menciono al autor para que así no se ofenda;
mi atención el petirrojo ha acaparado.

(De "Belleza cruel", cap.III, "De ahora y de siempre")

Durante la lectura en el Centro Cultural "Pablo Iglesias" de Alcobendas

Aparte de leer poesía, tasmbién cantan canciones de su creación. En esta ocasión, una dedicada a Miguel Hernández.

Castillo de Sigüenza

Castillo de Sigüenza
Realizada por Antonio López Negredo